Condenada una empresa por discriminar por razón de sexo PDF Imprimir Correo
Escrito por pcmadrid   
Domingo, 25 de Marzo de 2018 20:34

Descargar

- brecha salarial por razón de género -

El tribunal superior de Justicia de Andalucía condena a la empresa “Andaluza de Tramitaciones y Gestiones S.A” por discriminar a una trabajadora por razón de género. La trabajadora, en 1996, fue nombrada "Responsable del departamento de Administración" en la empresa “Andaluza de Tramitaciones y Gestiones S.A”, mientras que el resto de los puestos de responsables estaban ocupados por varones. La retribución de los responsables estaba compuesta por dos conceptos: salarios (los establecidos por el CC para su categoría profesional) e incentivos.

Durante la baja IT, los responsables de dpto. cobran un complemento, de tal manera que su sueldo durante la baja es del 100% sin embargo, ese complemento no fue abonado a la trabajadora demandante, viendo así mermada su retribución.

Durante los años 2014 a 2016, ambos incluidos, los responsables de departamento percibieron las retribuciones (salario e incentivos). La actora observó que fue la única que no experimentó un incremento retributivo similar al de ellos, pasando a percibir retribuciones sensiblemente inferiores. Se dirigió por email al Gerente de la empresa, preguntándole acerca de los motivos que justificaban tales diferencias, sin que conste que tuviera respuesta a sus preguntas y procediendo a modificar el concepto de “incentivos” incluyéndolo dentro del salario de cada uno de ellos.

El TSJ-Andalucía, declara estos hechos como una la vulneración de su derecho a no sufrir discriminación salarial por razón de sexo, derecho consagrado en los artículos 14 de la Constitución Española y 28 del Estatuto de los Trabajadores, declarando la nulidad radical de tal comportamiento empresarial por discriminatorio y contrario al principio de igualdad.

Condena a la empresa demandada a restituir el derecho de la actora a percibir, desde enero de 2017, un salario anual de 48.950,16 €, en lugar de los 33.672 € que se consolidaron en enero de 2017 a la misma, omitiendo la empresa haber reconocido el salario que debería haber percibido, en la misma cuantía que el resto de sus compañeros varones comparables, sino hubiera sido objeto del trato discriminatorio que aquí se condena. Finalmente, la sentencia de instancia condena a la demandada a estar y pasar por dicha declaración, así como a abonar a la actora la indemnización de 35.000 € por el concepto de los daños y perjuicios sufridos por tal improcedente comportamiento empresarial.

Tanto el artículo 14 de la Constitución Española, como los artículos 4.2.c) y 17.1 del Estatuto de los Trabajadores, prohíben expresamente la discriminación por razón de sexo, declarando como derecho de los trabajadores el no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, debiendo entenderse nulas y sin efecto las decisiones unilaterales del empresario en materia de retribuciones, jornada y demás condiciones de trabajo que den lugar a situaciones de discriminación directa o indirecta desfavorables por razón de sexo. Más concretamente, el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores establece el principio de igualdad de remuneración por razón de sexo, en virtud del cual el empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condicionantes de aquella.

Consideramos una buena noticia que el Tribunal Superior de Justicia se postule en contra de la brecha salarial por razón de sexo, y nos abre camino para poder actuar en contra de la discriminación en aquellas empresas que, por el número insuficiente de trabajadores, no tiene obligación de implementar un plan de igualdad, sembrando un precedente que nos podrá ayudar a disminuir la discriminación de las mujeres en el trabajo.