No al gobierno de las transnacionales PDF Imprimir Correo
Escrito por pcmadrid   
Martes, 12 de Diciembre de 2017 01:39

Desde el Partido Comunista de Madrid, queremos transmitir nuestra solidaridad a la plantilla de Gasmedi y Air Liquide, empresas que se dedican a las terapias respiratorias domiciliarias y al suministro de gases medicinales.

Ambas empresas pretenden despedir cerca de un centenar de personas en todo el estado. 79 trabajan para Gasmedi (empresa que compró hace unos años) y doce están empleados en Air Liquide Medicinal. El ajuste afectará al 14% de las 700 personas que realizan estas tareas.

Mientras, Air Liquide, solo en los primeros seis meses del año 2017, han superado los 10.293 millones de euros de ingresos a nivel mundial y el beneficio ha aumentado 28,4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los trabajadores denuncian que tras este abultado recorte se encuentra el objetivo de la empresa de poner fin a las terapias respiratorias domiciliarias y de conseguir que el servicio se preste mayoritariamente en los hospitales o centros de salud. Esto afectaría a personas con movilidad reducida , dependientes o semidependientes. La multinacional defiende la implantación de las unidades de gestión clínica, la externalización de servicios y el desarrollo de nuevas tecnologías. De esta manera, Air Liquide pone en serio peligro a un número considerable de familias que prestan servicios en sus empresas medicinales.

Las trabajadoras y trabajadores advierten que la empresa también pretende extender a España un modelo de negocio que no ha funcionado en la mayoría de los países donde se ha implementado dicho modelo.

A esta situación se suman unas condiciones laborales lamentables. Un alto porcentaje de las plantillas de Air Liquide Medicinal y Gasmedi está de baja por lesiones ocasionadas durante su jornada laboral, por estrés o por depresión. La carga de trabajo es enorme y durante las guardias sus empleados y empleadas llegan a trabajar hasta 18 horas al día. Además, lo hacen bajo la presión emocional de que si el trabajo no se realiza correctamente, puede tener consecuencias muy graves en la salud de terceras personas.

Ante esta situación, los y las comunistas madrileñas, participaremos junto a la plantilla de cuantas movilizaciones o acciones crean convenientes poner en marcha.

Última actualización en Martes, 12 de Diciembre de 2017 01:44