Banco Popular: un desastre anunciado PDF Imprimir Correo
Escrito por pcmadrid   
Jueves, 08 de Junio de 2017 22:12

El rescate del Banco Popular a través del Mecanismo Europeo de Resolución (MUR) con el FROB, y la posterior venta al Banco Santander por un euro constituyen el final de la crónica de una muerte anunciada que nadie parecía reconocer en público. Desde hace ya año y medio la gestión de la dirección del banco ha sido desastrosa:

• 17.000 millones de activos tóxicos que tardó mucho en reconocer y que sólo provisionaron al 45%. Eso hizo que en el año 2012 no utilizaran la SAREB (banco malo público) para sanear sus balances.

• Varias ampliaciones de capital que fueron autorizadas por los organismos reguladores y a las que ya no acudían los inversores internacionales y tenían que dirigirse a los pequeños inversores.

• Peleas públicas entre los integrantes del consejo de administración.

• Huida del anterior presidente Ángel Ron con una pensión de más de 20 millones de euros en medio de la tormenta.

Y finalmente esta última semana, una aluvión de rumores y un silencio del gobierno y el Banco de España. Parece que todo iba dirigido a la reunión del Club Bidelberg de este fin de semana, donde Ana Botín y Luis de Guindos acordaron esta compra. El Banco Santander ya se había interesado en comprar la entidad hace unas semanas, pero ¿por qué pagar miles de millones pudiendo pagar un euro? Solo había que esperar a la fuga de depósitos, a que el banco pidiera la línea urgente de liquidez del BCE (ELA) y cuando ya no pudiera abrir las sucursales, vendría el Santander a rescatar de manera patriótica la entidad. Ahora vienen las preguntas. ¿Cuánto nos va a costar el favor?.

El Santander se lleva 4 millones de clientes y un gran aumento en la cuota de mercado. También más de 5.000 millones en créditos fiscales avalados por el estado y todavía no nos han aclarado si el aval se tendrá que ejecutar pagándolo los contribuyentes. Además se espera un aluvión de demandas que no sabemos quién va a pagar.

Los grandes perdedores son los 300.000 accionistas que pierden todo por haber valorado a cero la acción y las plantillas de ambos bancos. El futuro será el despiece de la entidad y cierre de oficinas que se sumarán al aluvión de despidos que hay en la Banca en los últimos años.

Se llenan la boca con la fortaleza de nuestro sistema bancario, se niegan a reconocer que este sistema económico está podrido y sólo cuando la realidad les explota en la cara es cuando sabemos la verdad. Estos días todos dicen que no va a costar nada este rescate, lo mismo que dijeron en el 2012 con el rescate a Bankia. Cuatro bancos van a tener el 91% del mercado en el estado español, de tal manera que su poder será inmenso.

Solo hay un camino, y es una Banca Pública que asegure empleo estable, financiación a las pequeñas empresas, y que no se dedique a prácticas especulativas para luego tener que rescatarla entre todas y todos.