VALORACIÓN DE LOS DATOS DE LA ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA. II TRIMESTRE Imprimir
Escrito por pcmadrid   
Domingo, 06 de Noviembre de 2016 21:58

Descargar

La Encuesta de Población Activa, -EPA-, realizada por el Instituto Nacional de Estadística, -INE-, correspondiente al segundo trimestre de este año apunta un incremento de 271.400 ocupados, por lo que la población ocupada alcanza la cifra de 18.301.000 trabajadores y trabajadoras, alcanzándose una tasa de empleo del 47,5%.

Este incremento en el número de ocupados se distribuye entre el 54,4% de mujeres y el 45,6% de hombres.

Los 271.400 nuevos ocupados en este segundo trimestre lo han sido en el sector privado de la economía, -294.600-, ya que el sector privado ha visto disminuir el número de sus ocupados en 23.200 efectivos.

Considerando el total de ocupados, -18.301.000-, algo más de ocho de cada diez de esos ocupados lo están en el sector privado, -83,6%-, mientras que sólo el 16,4% restante lo están en el sector público, lo que nos ofrece una imagen nítida del pequeño tamaño que el sector público tiene en nuestra estructura económica.

El incremento de la ocupación a lo largo del segundo trimestre de este año, pese a ser un buen dato, presenta sombras que hay que señalar.

El 93,1% son asalariados y de estos, sólo algo más de un tercio mantienen una relación laboral indefinida, -34,2%-, frente al 65,8% restante que tienen una relación temporal con el puesto de trabajo ocupado.

De estos nuevos ocupados, sólo el 5,8% son trabajadores por cuenta propia, lo que nos proporciona una idea sobre el fracaso de la política de empleo del Gobierno relativa a los trabajadores autónomos y su fomento.

La distribución por sectores de actividad del incremento en la ocupación del segundo trimestre de este año es la que queda recogida en la siguiente tabla

Sector

Ocupación

%

Servicios

227.300

74,4

Construcción

45.600

14,9

Industria

15.700

5,1

Agricultura

-17.200

-5,6

TOTAL

271.400

100,0

 

La datos registrados en la tabla permiten observar cómo es el sector servicios el verdadero dinamizador de la ocupación en nuestra economía y explica, en buena medida, la precariedad de las relaciones laborales, ya que son empleos temporales en ramas de esa actividad tales como hostelería, comercio, transporte, …, que son ramas marcadas por la estacionalidad de su actividad.

Si en este segundo trimestre la ocupación se ha incrementado en 271.400 efectivos, el número de desempleados se sitúa en 4.754.200, por lo que la tasa de desempleo es del 20,0%. Una cifra a todas luces inasumible para una economía occidental.

De esos desempleados, el 50,8% son mujeres y el restante 49,2% son hombres.

El desempleo, en este segundo trimestre, aumenta entre los jóvenes en 22.000 efectivos, así como entre aquellas personas que buscan su primer empleo, 40.800, cifras que no se compadecen con la alegría y satisfacción que exhibe el Gobierno al presentar los datos de esta encuesta.

No se puede vanagloriar el Gobierno, ni el Ministerio de Empleo, de este aumento del número de ocupados. La población activa alcanza la cifra de 22.875.700 personas, incrementándose ese número en 54.600 en el segundo trimestre, por lo que la tasa de actividad es del 59,4%, que es una tasa de actividad baja respecto a nuestro entorno y además hay que considerar que en los últimos años descendió la población activa en 139.900 personas

También se encuentra la gélida cifra de los hogares en los que todos sus miembros activos se encuentran en situación de desempleo: 1.493.800, de los que 361.600 son unipersonales. Si a estas cifras se les añade la baja tasa de cobertura por desempleo, el panorama es sencillamente desolador.

La situación en nuestra Comunidad de Madrid, según los datos de la EPA correspondientes a las Comunidades Autónomas, señala que se ha incrementado la ocupación en un 0,5%, mientras que, consideradas el conjunto de las Comunidades, el valor central es del 1,51%, por lo que el incremento de la ocupación en Madrid se aleja un tanto de esta última cifra.

El desempleo ha descendido en la Comunidad de Madrid en 53.200 trabajadoras y trabajadores y ha descendido la población activa en 6.200 efectivos.

Las principales magnitudes recogidas por la Encuesta de Población Activa se recogen en la siguiente tabla.

 

Población activa

5.279.100

Activos

3.300.200

Ocupados

2.831.000

Desempleados

549.200

Tasa de actividad

64,0%

Tasa de desempleo

16,3%

 

Pese a que determinados datos, tales como la tasa de actividad o la tasa de desempleo, son ligeramente mejores que las del conjunto del Estado, son cifras malas para una de las economías más dinámicas del Estado.

El nuevo Gobierno del Partido Popular y su minoría parlamentaria, que ya veremos en qué queda, va a tener que prestar especial atención al empleo, más allá de las cifras macroeconómicas que maneje el Ministerio de Economía.

Los comunistas no podemos ser optimistas con que siga al frente del Ministerio de Empleo Fátima Bañez y debemos pensar, salvo hechos contrarios, que estarán por verse, en la continuidad de la política en materia de empleo del Partido Popular, basándose en la reforma laboral, esto es, facilidad en el despido y la precarización de las relaciones laborales y de las condiciones de trabajo, como ejes de esa política.

Así, los comunistas estamos convencidos de que deben ser los sindicatos, como legítimos representantes de la clase trabajadora, y el conjunto de la población los que deben plantear sus reivindicaciones en materia de empleo.

Por lo que respecta a los sindicatos, y en concreto a nuestro referente sindical, esto es, Comisiones Obreras, el Diálogo Social debe fundarse en la ofensiva de las demandas del conjunto de la clase trabajadora de este país, reconquistando derechos que se han ido perdiendo en el transcurso de la oleada neoliberal en la gestión de la crisis, así como en la ampliación y la obtención de nuevos derechos. Esto sólo puede lograrse con firmeza en el proceso de negociación y con la movilización constante y sostenida en el tiempo.

El papel de la Negociación Colectiva en el seno de la empresa y en las ramas de actividad es fundamental para poner freno a una flexibilidad en la gestión de la fuerza de trabajo en el seno de la empresa, que sólo beneficia al empresario vía disminución de costes; también es fundamental para fijar unas condiciones mínimas en cuanto a la mejora de las condiciones de empleo y de trabajo.

El conjunto de la población, en cualquier caso, también tiene que desempeñar un papel protagonista en esta situación. El elemento clave es la construcción de poder popular desde el movimiento obrero organizado, promoviendo y participando en la coyuntura de nuevas movilizaciones que se prevén ante la aprobación de unos Presupuestos del Estado que plantearán nuevos recortes cuyos destinatarios seremos el conjunto de la clase trabajadora bajo el diktat neoliberal de los órganos de gobierno económico de una Unión Europea desnortada en su horizonte.

Nos jugamos mucho y debemos ser protagonistas de nuestras vidas, por lo que la construcción de poder popular, generado a través de la reivindicación y la lucha por lo que es nuestro, se torna en fundamental.