Demonizar para privatizar: El otoño 2018 para la educación pública PDF Imprimir Correo
Escrito por pcmadrid   
Domingo, 02 de Diciembre de 2018 19:38

Descargar

El gobierno del PP en Madrid se lanza en su apuesta privatizadora de la Educación. Parecía que el gobierno de Garrido iba a mantener un perfil bajo, para no desgastar aún más al PP de la corrupción, a la espera de las elecciones de mayo, pero lo cierto es que han tomado peligrosas iniciativas tendentes a la privatización de la Educación en nuestra Comunidad.

Los presupuestos aumentan las partidas a la privada-concertada; se anuncia el cheque bachillerato para concertar una etapa no obligatoria y garantizar así el negocio de unos cuantos y se externaliza el servicio de Orientación de los centros privados-concertados, de manera que éstos puedan contratar gabinetes psicopedagógicos privados y escapar al seguimiento y control público de sus medidas de atención a la diversidad con el alumnado más vulnerable, escolarizado ya de por sí de manera desigual entre centros públicos y privados.

El Acuerdo sectorial firmado con los sindicatos del profesorado se incumple en materia de bajada de ratios, reducción de horario lectivo a mayores de 55 años, aumento del cupo en los Centros, etc. Esperamos que, ante la  precariedad laboral que sufren l@s interin@s, la mesa sectorial que está negociando el acceso a la función pública docente en Madrid llegue a acuerdos que recojan la sentencia europea y la decisión estatal de reducir la interinidad al 8% del personal docente, sin que el acuerdo suponga en ningún caso un ERE encubierto. Por eso, es precisa la respuesta contundente de los docentes de Madrid, por lo que llamamos al voto a CCOO en las próximas elecciones sindicales el 4 de diciembre.

Además, seguimos con las obras de los centros públicos sin terminar, alargadas en fases o simplemente no licitadas en los municipios y los distritos que las reclaman, con la intención de derivar alumnado a la privada. Es su política manifiesta en Educación: Más negocios privados y más recortes a la Pública.

La ofensiva ideológica va paralela, con mociones municipales a favor de la privada-concertada, campañas activas en redes sociales, financiación pública a los gurús de la pseudopedagogía auspiciados por las fundaciones bancarias, declaraciones desacomplejadas en los medios y la negativa, expresada en la Asamblea de Madrid, a cambiar el nombre franquista de un colegio público, el Calvo Sotelo, por el original, 14 de abril, faltando al respeto a la voluntad del Consejo Escolar del Centro, que así lo había aprobado, a la vez que desoyendo el apoyo unánime de los sindicatos del profesorado, expresado en resolución ante la última Junta de Personal Docente de Madrid Capital.

A nivel estatal, la privatización también avanza. La Conferencia de Rectores cede al banco Santander la gestión de la app oficial de las universidades públicas, de manera que le dan una vía exclusiva para ofrecer sus servicios financieros a la comunidad universitaria junto con los datos personales y académicos del alumnado y el profesorado, previa autorización, para ofrecerles productos bancarios personalizados: becas que son préstamos, por ejemplo.

Por otro lado, el gobierno del PSOE inicia una campaña de descrédito al profesorado cuestionando su formación y el sistema de acceso a la función pública docente. El horizonte es privatizar la formación del profesorado para entregarla a las fundaciones bancarias de ideas neoliberales y acabar con la condición de funcionario de los docentes para precarizar sus condiciones laborales y cercenar dramáticamente la libertad de cátedra, esencial para la formación del pensamiento crítico del alumnado y de una sociedad comprometida social y culturalmente.

Por lo mismo, no aceptamos la evaluación externa y privatizada, ni del nivel académico del alumnado ni de la práctica docente del profesorado.

El gobierno del PSOE anuncia que no va a derogar la LOMCE, incumpliendo flagrantemente los acuerdos precedentes que suscribió con la Comunidad Educativa y en sede parlamentaria. De nuevo se ignora a los protagonistas de cualquier ley educativa: plantean apenas una consulta telemática con breve plazo y convocan actos de reflexión en horario lectivo para supuestos expertos que no están en las aulas.

Ahora el gobierno sólo aspira a reformar la LOMCE, suprimiendo algunos de sus aspectos más lesivos, pero manteniendo intacta toda su potencia neoliberal y privatizadora. El PSOE pretende volver como mucho a su LOE, que ya fue de por sí mercantilizadora y privatizadora de la Educación, como si estos años de movilización y propuesta de la Marea Verde no hubieran existido. No nos resignamos y no vamos a aceptar la LOE del PSOE, en la que ni siquiera está asegurada la democracia en el funcionamiento de los Centros educativos.

Nosotros apoyamos el consenso logrado por la Comunidad Educativa en el Documento de bases de Redes por una Nueva Política Educativa y exigimos al PSOE que se aclare de una vez y desarrolle legislativamente lo que se comprometió a respaldar en el Congreso cuando estaba en la oposición.

Para Madrid, la Comunidad Educativa ha adaptado la propuesta de Redes estatal en Madrid por una Nueva Política Educativa. Ese es nuestro compromiso para las próximas elecciones autonómicas desde el PCM y desde IU y lo propondremos en el espacio de convergencia de Hacer Madrid. Llamamos al voto en mayo en defensa de la Escuela Pública.

 

Diciembre 2018.